Reseña: Trials of the Blood Dragon

Comparte

Reseña Trials of the Blood Dragon

Uno es un juego de acrobacias en motocicleta. El otro es una parodia de todo lo genial de la cultura pop de los 80 y 90. Si creías que la serie de Trials y Blood Dragon tenían poco en común y que una combinación de ambos juegos sería descabellada, seguramente tienes razón pero el resultado ha sido genial. Aquí te presentamos nuestra reseña de Trials of the Blood Dragon.

El juego se anunció durante la conferencia de Ubisoft en E3 y lo hicieron de forma sorpresiva. Nadie esperábamos que hubiera un nuevo juego de la serie de Blood Dragon, y mucho menos que fuera un juego de acrobacias en motocross.

El primer Blood Dragon fue un spin-off de Far Cry 3. Tomando el mismo gameplay de la serie de FPS de supervivencia y nos llevaron a un mundo de fantasía que parodia las películas de acción de los 80 e inicio de los 90 con trama exagerada, luces neón, música electrónica y mucho sentido de humor. Rápidamente se hizo de muchos fans, quienes pedían una nueva entrega del juego, la cual apenas llegó de la mano de Trials.

Trials of the Blood Dragon™_20160617221317

Historia

No es un juego de Trials como los anteriores. Para empezar, tiene una campaña en la que controlas a los 2 hijos del protagonista del primer juego, el Sargento Rex “Power” Colt, quien ha estado desaparecido por varios años. Ellos han sido entrenados y modificados para ser súper soldados, expertos en infiltración y hábiles con vehículos extremos como motocross y BMX.

La trama es exagerada, absurda e incluso ridícula. Pero eso es justo lo que hace genial al concepto de Blood Dragon. Los comunistas han vuelto a obtener fuerza maligna en el mundo y amenazan al capitalismo de los Estados Unidos con una Guerra de Vietnam 4. Es por ello que los hijos de Colt son enviados a misiones extremas para restaurar la libertad.

Trials of the Blood Dragon™_20160617231324

El juego consiste de 27 misiones principales, las cuales se van abriendo conforme vayas avancando. Son 5 escenarios principales, que están basados en diferentes locaciones que hacen alusión a la cultura pop de los 80, todos ellos con la estética retro-futurista que ha caracterizado a la serie. Hay desde campos de batalla de Vietnam, templos perdidos como en las películas de Indiana Jones, hasta referencias a otros juegos como Hotline Miami y Doom.

Trials of the Blood Dragon™_20160617220759

El sentido de humor aparece en cada detalle del juego. Desde los diálogos de los personajes hasta en los Easter Eggs que hay en los niveles. Si te gusta la cultura de los 80, seguramente comprenderás la mayorías de ellos.

Trials of the Blood Dragon™_20160617224119

Gameplay

Es un juego en 2D en el que conduces una motocross a través de complicadas plataformas, que requieren de un dominio con el control para evitar caerte. Por primera vez en la serie de Trials, salen un poco de la fórmula, ya que también hay nuevas habilidades como el uso de un gancho para varias secciones, el control de otros vehículos como un coche de control remoto, un tanque de asalto, una BMX e incluso hay secciones a pie, donde también tendrás que disparar a los enemigos. El control cambia constantemente y necesitarás adaptarte para terminar los niveles de forma correcta y rápida, pero a pesar de que te dan indicaciones básicas, en varias secciones tendrás que arreglártelas por tu cuenta llegándote a frustrar tras tantos fracasos.

Trials of the Blood Dragon™_20160617230156

Al término de algunos capítulos, te enfrentarás incluso con jefes finales que requieren del uso de las habilidades que hayas aprendido.

Cada uno de los niveles tiene tiempo límite para ser completado y a diferencia de los juegos anteriores de la serie de Trials, aquí no es necesario realizar acrobacias para obtener más puntos. Si se te acaba el tiempo o rebasas el límite de fracasos, no obtendrás puntos algunos. Tu puntuación te sirve para hacer evolucionar a un animal que eliges al inicio del juego, tienes 3 opciones al igual que en los juegos de Pokémon, pero la verdad no sirve para mucho.

Trials of the Blood Dragon™_20160619133327

Puedes comparar tus tiempos con los de tus amigos o jugadores de todo el mundo, así como competir contra sus fantasmas.

Retro-futuro

Su diseño visual y sonoro es quizá lo más destacado del juego. La presentación simula ser la reproducción de un video en VHS, con problemas de tracking e incluso con aberración cromática. Hay muchos detalles visuales que te hacen sentir como si vieras un viejo video, incluyendo comerciales falsos que aparecen de la nada.

Trials of the Blood Dragon™_20160617223731

Las secuencias cinemáticas de historia entre cada capítulo sí dejan un poco que desear, ya que son simples animaciones en 2D. Aunque claro, no podíamos pedir mucho para un juego tan pequeño.

La música es de lo más destacado de todo el juego. Regresa el grupo Power Glove para traernos remixes de algunos de sus temas de Blood Dragon y Hotline Miami, así como algunos nuevos. En el hud principal del juego puedes escuchar las canciones que hayas desbloqueado de fondo en una grabadora.

Trials of the Blood Dragon™_20160619133149

Conclusiones

Calificacion-70Trials of the Blood Dragon es una secuela inesperada que los fans del original apreciarán mucho. Su diseño visual y estética es genial, así como su exagerada historia.

Es un juego de plataformas que funciona correctamente al usar la motocross, pero no tanto al salir de ella o en otros vehículos. Al igual que en el juego original de Blood Dragon que fue spin-off de Far Cry, podría decirce que ahora es un spin-off de Trials.

No encontrarás las locas acrobacias de otros Trials pero sí mucha locura en cuanto al diseño de niveles.

Lo interesante, es que al ser secuela, podría incluso dar paso a un próximo juego de Blood Dragon. ¿Será que así sea? Esperemos descubrirlo pronto.

El juego está disponible únicamente en formato digital para PlayStation 4 y Xbox One.


gshop2-1ps4

Comments

comments