Reseña: Homefront: The Revolution

Comparte

Reseña Homefront Revolution Gamers

Después de años de problemas para ser desarrollado, cambios de estudios y de personal, Homefront: The Revolution por fin logró salir al mercado. Pero, ¿habrá valido la pena la espera y habrá influenciado mucho todos los contratiempos que tuvo? Te lo contamos en nuestra reseña.

Largo y complicado camino

En 2011, el extinto THQ publicó el juego titulado Homefront. Fue un juego que intentó competir con cartas fuertes de la fecha como Call of Duty y Medal of Honor. Su concepto se basó en la premisa de una invasión de Corea del Norte a los Estados Unidos en un futuro cercano. Tú eras un ciudadano que se unía la rebelión para expulsar a los invasores en la ciudad de San Francisco.

Homefront®: The Revolution_20160518224516

El juego no resultó ser un éxito rotundo y tampoco fue alabado por la crítica. Simplemente pasó sin pena ni gloria con un juego más del montón. El desarrollo de su secuela comenzó casi de inmediato, pero cuando THQ pasó a bancarrota, los derechos de la propiedad pasaron a Crytek y luego volvieron a cambiar de manos a Dambuster Studios para por fin ser publicado por Deep Silver. El director del estudio afirma que aún hay potencial en el futuro para la franquicia, pero la verdad parece que hasta aquí debería terminar.

Historia

En realidad no se trata de una secuela como tal, sino como un remake del concepto con nuevas mecánicas. Ahora se lleva a cabo en la ciudad de Philadelphia, la cual es dominada por fuerzas del Ejército Popular Coreano (EPC).

Homefront®: The Revolution_20160518223630

Después de muchos años de depender de la tecnología coreana, los Estados Unidos cayeron en una crisis que terminó por llevar a la bancarrota a sus empresas más importantes. Es por ello que el EPC asisitó para ayudar a los ciudadanos, pero poco a poco fueron dominando las calles y realizaron un apagón analógico que terminó con toda la tecnología del país, que incluía computadoras, teléfonos y armas de guerra.

Comienzas como un recluta de la resistencia anónimo, quien por cierto nunca habla. En tus primeros días dentro de la guerrilla, tienes la oportunidad de conocer al líder quien es casi una leyenda viviente entre la población. Pero un ataque sorpresa del EPC lleva a su captura.

Homefront®: The Revolution_20160518230318

Tendrás que iniciar desde cero la revolución creando conciencia entre los ciudadanos y reclutando más guerrilleros para tu causa. La campaña dura alrededor de 30 horas, pero se extiende un poco debido a las fallas en su gameplay.

Gameplay

Es un juego que se aleja un poco de los tradicionales juegos lineales de disparos, y apuesta por un concepto un poco más abierto. Las mecánicas de juego son las básicas de cualquier FPS. Su dificultad es bastante elevada, aunque lo pongas en modo fácil, tendrás problemas para seguir adelante y a veces es por culpa de las fallas técnicas.

Compras armas y las vas mejorando conforme ganes más dinero, así como objetos explosivos para causar caos y vas recolectando piezas de chatarra para construir objetos de ayuda.

Homefront®: The Revolution_20160518232631

El mapa de la ciudad, el cual es bastante grande, está dividido en distritos los cuales tendrás que ir liberando uno por uno para avanzar al siguiente. Para ello, deberás llenar una barra llamada “Mentes y Corazones” que representa al apoyo que logres tener de los ciudadanos de cada distrito o zona.

Se dividen en diferentes tipos de mapas. Están las zonas de guerra en las que el combate inicia con tan sólo ver al enemigo. Puedes reclutar a otros guerrilleros con tan sólo pedírselos al acercarte a ellos, de esa forma será un poco más sencillo completar objetivos. La forma en la que vas librando los mapas, son al dominar edificios, torres de radio, cuartos de suplementos y fortalezas enemigas.

Homefront®: The Revolution_20160520003155

También están los mapas urbanos en los que los ciudadanos viven oprimidos. Poco a poco debes ir liberándolos para que se unan a la revolución, y lo haces por medio de sabotaje en equipo del EPC, sintonizando radios de la rebelión, ayudando a ciudadanos y liberando prisioneros.

Lo malo del juego, es que constantemente se presentan bugs que afectan el gameplay. Desde personajes que se atoran, patrullas de enemigos que surgen de la nada, misiones que desaparecen, hasta misiones que no progresan.

Cooperativo Online

Aparte de la campaña, también tiene un modo cooperativo en línea que podría ser una historia independiente. No tiene nada que ver con la historia. Creas a un soldado, lo personalizas con diferentes elementos. Te unes a otras 4 personas y deben cumplir con diferentes objetivos.

Aquí su dificultad aumenta de forma considerable. Sí necesitas conocer muy bien tus armas y objetivos, ya que fallar es común. Este modo llega a sufrir las mismas fallas de la campaña.

Homefront®: The Revolution_20160519231725

Gráficos

Visualmente salta entre los dos lados de la moneda. Utiliza el CryEngine de forma correcta para algunas texturas, pero falla en muchos más aspectos. Los modelos de los personajes llegan a perder forma, atravesar objetos y atorarse al caminar. Lo peor de todo, es la velocidad a la que corre, ya que (al menos en la versión de PS4) corre a 20 cuadros por segundo, lo que es muy por debajo del estándar incluso para juegos de generación anterior. Eso hace que el juego se vea lento, casi en cámara lenta.

Homefront®: The Revolution_20160518233248

Puede que los desarrolladores hayan querido explotarlo al máximo, usando inteligencia artificial, cambios de clima dinámicos, efectos de explosiones y de disparos dinámicos, pero al final parece que ninguno de esos aspectos se perfeccionó. Se siente como un juego incompleto o que apresuraron para ser lanzado al mercado.

Conclusiones

Calificación Gamers 62Homefront: The Revolution es una secuela que nadie pidió y cuyo concepto resultó poco atractivo para muchas personas. Tuvo múltiples problemas para ser completado y todo ello se vio reflejado en el producto final. Fue un juego muy ambicioso que no cumplió con todo lo prometido.

Aunque su concepto es bueno, tiene muchas fallas técnicas que le restan experiencia al usuario e incluso los llegan a frustrar. De la misma forma, tiene una constante caída de frames haciendo que el juego se vea lento y objetos o personajes desaparecen a simple vista.

Tiene un alto grado de dificultad, pero no se disfruta como en otros juegos. De hecho, a veces parecen fallas en su diseño o que los errores te complican más la situación.

Sí llega a variar un poco la fórmula tradicional de liberación de zonas con su concepto de crear una revolución, pero su gameplay llega a ser repetitivo y la novedad se acaba rápidamente.


gshop2-1ps4

Comments

comments